15.000 amigos después...




Hace unos días nuestro administrador Jaime Ruiz me propuso una gran idea: conmemorar la cifra de 15.000 participantes con un artículo donde contar los entresijos del grupo, una especie de visita guiada a esa “rebotica” que nunca suele verse. Vamos allá.

Los primeros pasos

El nacimiento de Autocaravanas, Campers y Viceversa se debió a un sencillo impulso. Como participante de otros grupos veía con frecuencia que muchos mensajes quedaban sin responder, o que había quien llegaba, saludaba y no recibía contestación ni siquiera de los propios administradores. También asistí en alguna ocasión a discusiones subidas de tono en las que, por no cortar a tiempo, se consentían verdaderas faltas de respeto que envenenaban el ambiente.

Pensé entonces en hacer un grupo diferente donde los campers tuviesen el mismo protagonismo que las autocaravanas, donde nunca quedasen comentarios sin respuesta o sin un “me gusta” que significase al menos “te he leído”. Y también, por qué no decirlo, donde si alguien creaba mal ambiente se actuase de inmediato por el bien de los demás.

En el minuto uno de esta historia y para poder dar de alta al grupo, Facebook me exigió invitar a algún participante, así que tuve que añadir a mi propio hermano y a una amiga (ambos sin autocaravana) para poder empezar. A continuación acudí a dos o tres grupos de autocaravanismo para hablar de mi proyecto y colgar un enlace. En dos de ellos me borraron el mensaje en menos de una hora, y en el tercero me vi metido en una extraña discusión con un participante que vaticinó indignado que mi grupo no duraría ni un año. El tiempo ha demostrado que aquel Nostradamus se equivocaba pero bien.




Primera etapa: ¡No puedo con mi vida!

Fue alucinante. En un tiempo récord ya superábamos el millar de participantes, y hubo días en los que llegaron a llamar a la puerta cerca de cien personas. Tratar de contestar a todos los mensajes, leer lo que se escribía y responder montones de privados me empezó a ocupar más tiempo del previsto. También empezaron los primeros problemas: prestamistas, gente que subía porno, algún que otro troll… no había duda de que necesitaba ayuda de forma urgente.

Un fin de semana revisé a fondo el grupo y vi que una persona destacaba por su actitud positiva y por tratar amablemente a todos los que llegaban, era Nuria Vivancos. Su perfil era impecable: autocaravanista, educada, activa… me puse en contacto con ella para ofrecerle formar parte de la administración, y cuando dijo que sí fue como fichar a Messi para un pequeño equipo de fútbol.





A velocidad de crucero

La habilidad de Nuria como relaciones públicas era impagable. Tanto que me permitió ocuparme de otras cosas, como empezar a redactar unas normas que atajasen algunos problemas que iban surgiendo. El grupo crecía y crecía, y entonces llegó el gran Jaime Ruiz.

Alguna vez leí que en toda organización hay dos tipos de activistas: los del puente de mando y los que prefieren estar en la sala de máquinas. Jaime es el mejor maquinista que he conocido. Desde las “trincheras” se encargó de organizar -y gestionar en solitario- nuestra presencia en Twitter. De la misma manera creó la página “Autocaravanas, Campers y Viceversa” en Facebook, un complemento al grupo que se ha situado en los primeros lugares en cuanto a visitas. Su actividad diaria es, probablemente, la más intensa de los tres administradores, y todo ello desde la humildad de un segundo plano fuera de los focos.

Con el equipo de tres a pleno funcionamiento, el conjunto compuesto por Grupo- Página y Twitter podía ser gestionado correctamente, aunque no sin una dedicación continua. Aún no hay día sin un montón de visitas al grupo, sin contestar privados o sin intervenir de alguna manera. Vigilar el grupo es una de las primeras cosas que hacemos por la mañana y de las últimas antes de dormir. Eso sí, nos ha dado la enorme satisfacción de forjar una bonita amistad personal y, a mí, el privilegio de conocer a una gente estupenda.



Segunda etapa: Facebook se nos queda pequeño

Con varios miles de participantes y convertidos ya en el grupo más grande de autocaravanismo en Facebook surgió otra necesidad, la de compensar de alguna manera las escasas posibilidades de este tipo de formato. Podíamos optar por crear una página Web con foro, o bien apostar por una plataforma paralela que sirviese de apoyo. Elegimos lo segundo.

Así nació el Blog del grupo. Sus casi 50.000 visitas desde entonces son una buena muestra del interés que ha despertado. La utilidad de este blog es doble: por una parte nos sirve para gestionar el día a día del grupo a través de los enlaces (bienvenida a los nuevos participantes, normas del grupo, funcionamiento de algunas secciones…) y por otra es un archivador donde guardamos las mejores sugerencias e informaciones que los participantes nos hacen llegar.



Mirando al futuro

En febrero de 2016 y habiendo alcanzado ya los 15.000 participantes, el grupo está más activo que nunca y hemos trazado las líneas maestras para un crecimiento ordenado. Desde hace meses comenzamos un proceso de filtrado de solicitudes por el cual priorizamos el perfil de participante que más nos interesa. Es fácil entender que a estas alturas somos un objetivo claro de intereses comerciales, prestamistas y propagadores de virus. Por eso no aspiramos a batir récord de participantes, sino a crear el mejor entorno para la finalidad del grupo.

Por otro lado seguimos empeñados en ser fieles a nuestra independencia, la cual nos permite criticar o alabar con libertad a quien lo merezca. En este tiempo hemos recibido varias ofertas económicas por parte de empresas, bien para anunciarse o incluso para que escribiésemos sobre ellos. Nuestra respuesta siempre ha sido que no vamos a hipotecar la independencia de este grupo por intereses económicos. Las normas son iguales para todos, ya sea una multinacional o un autocaravanista anónimo, y hacerlas cumplir será nuestro empeño.



Nuestro mayor agradecimiento

Podría parecer que dar las gracias es una manera diplomática de acabar, pero nada más lejos. Realmente estamos en deuda con todos los que a diario nos enseñáis tanto sobre esta pasión que compartimos. No imagináis nuestra satisfacción al ver hoy un grupo tan solidario donde alguien lanza una pregunta y en seguida obtiene respuesta; donde se comparten relatos, bricos, experiencias, fotos… y todo en un ambiente tan agradable.

Este grupo sois vosotros y vuestras vivencias, y por eso lo habéis convertido en el más grande y especial de Facebook.


¡¡Enhorabuena y gracias por ello!!



                       



Antonio Arroyo