Sinónimo de lucro


Sin-ónimo de lucro


El ánimo de lucro podría definirse como la realización de una actividad con el propósito de obtener provecho, negocio o cualquier ganancia individual. 


En estos tiempos, cualquier actividad susceptible de mercantilizarse acaba tarde o temprano dividiéndose en dos: los usuarios que solo pretenden disfrutar de una afición y quienes ven en ello la oportunidad de hacer negocio. Lícito, siempre que se haga con ética. 


El problema viene cuando alguien descubre que la mejor manera de hacer negocio es hacerse pasar por un simple usuario o utilizar esta condición para hacer contactos, tantear el mercado y darse a conocer. Esa variante ha entrado en el autocaravanismo de este país como un elefante en una cacharrería: empresarios del sector que crean grupos en Facebook, vendedores de accesorios con canales de Youtube y apariencia de usuarios, Blogs con artículos intrascendentes que cada día incorporan publicidad de un producto nuevo, etc.



No tengo nada contra las actividades comerciales, pero me gustan las cosas claras y no quiero que me engañen. Si busco un producto para limpiar mi autocaravana y acabo encontrando un vídeo en Youtube donde otro usuario me recomienda uno, me cabrea mucho enterarme de que lo ha hecho solo porque esa marca le regalaba muestras. 



Una de las utilidades de los grupos es (por ejemplo) que un usuario novato pueda preguntar qué vehículo le recomiendan para empezar en el autocaravanismo. Lo último que imaginaría es que alguno de los que amablemente le contestan se lleva sustanciosas comisiones si hace de intermediario para guiarle hacia un modelo concreto. No es una situación hipotética, es un caso real del que podríamos citar nombres y apellidos. 



Por eso insistimos tanto en el carácter altruista de Autocaravanas, Campers y Viceversa y ponemos por delante nuestro rechazo al ánimo de lucro. Porque somos usuarios, viajeros y entusiastas del autocaravanismo, ni vivimos de esto ni pretendemos hacerlo nunca. No queremos la falsa simpatía de quienes nos ven como un dólar con patas. 


Nos reconocemos cada vez más en aquello que dijo Oscar Wilde: “Hay quien sabe el precio de todo, pero el valor de nada”.


Antonio Arroyo


50.000



50.000 PARTICIPANTES, NADA MENOS



Autocaravanas, Campers y Viceversa ha marcado un nuevo hito al superar los 50.000 participantes, con cifras de actividad que llegan a las 155.000 interacciones mensuales. 


Estas cifras son aún más sorprendentes si tenemos en cuenta que no admitimos ventas ni negocios, y tenemos un filtrado tan alto que llegamos a rechazar hasta 1.000 solicitudes cada mes. 


Por eso es momento de decir bien alto que el grupo lo hacéis vosotros los participantes, que a diario demostráis solidaridad con quien pregunta, que compartís vuestras fotos y relatos o sencillamente pulsáis un “me gusta” o hacéis un comentario. Vosotros habéis alcanzado la finalidad que pretendía el grupo: servir de gran plataforma para el contacto entre autocaravanistas y viajeros en el mejor ambiente posible. Nadie está solo cuando puede compartir preguntas o dudas y sabe que será respondido. 

Es bien sabido que somos una página diferente. Hay quien desde fuera no entiende la política Cero Ventas, la seriedad en las normas o el empeño en que nadie se beneficie económicamente del grupo (empezando por quien lo administra) pero con nuestro estilo y sin criticar jamás a otros grupos nos hemos convertido la referencia del autocaravanismo en Facebook. 

Felicidades y 50.000 abrazos muy sinceros


Los administradores



Normas del Grupo


NORMAS DEL GRUPO AUTOCARAVANAS, CAMPERS Y VICEVERSA




(Para ampliar la información pincha sobre las palabras destacadas en mayúsculas)



Autocaravanas, Campers y Viceversa es un grupo familiar y abierto. Su FILOSOFIA es fomentar el contacto entre aficionados al autocaravanismo, el campismo y los viajes en un ambiente agradable. Su norma fundamental es no aceptar ningún tipo de VENTAS ni NEGOCIOS, por ser contrario al carácter altruista de este proyecto del que nadie debe beneficiarse económica ni materialmente. 


A los participantes les pedimos tolerancia y RESPETO en sus intervenciones, y debido a la diversidad de procedencias el uso del CASTELLANO como medio para confraternizar y entendernos. Los temas que se publiquen han de estar relacionados con la finalidad descrita en estas normas Los administradores se verán obligados a ELIMINAR cualquier comentario o hilo contrario a la filosofía del grupo y se reservan el derecho de admisión. 


Si tienes un Blog, Canal de Youtube o Web y pretendes publicar enlaces, debes saber que existe una NORMA ESPECÍFICA para ello. Gracias por consultarla.



Bienvenido y disfruta de esta gran familia. 



Los administradores





¿Por qué somos un grupo abierto?


Autocaravanas, Campers y Viceversa nació con una vocación muy clara: favorecer el contacto entre autocaravanistas y compartir una fantástica afición. 

Entendimos que la mejor forma de hacerlo era mediante un grupo abierto. No tenemos nada que ocultar, al contrario. Incluso aquellos que no pertenezcan al grupo pueden beneficiarse de la solidaridad de nuestros participantes y de la gran base de datos que vamos creando con los años. Forma parte de nuestra filosofía 100% altruista.

No obstante, en noviembre de 2017 quisimos saber si nuestros participantes respaldaban esta política de puertas y ventanas abiertas, especialmente cuando el 99% de los grupos sobre autocaravanismo en Facebook son cerrados. Por eso hicimos una gran encuesta donde votaron miles de personas, y por gran mayoría decidieron que el grupo debía seguir siendo abierto. 

Esa es la razón por la que Autocaravanas, Campers y Viceversa mantiene en Facebook su configuración como Grupo Público, también en esto, a contra corriente de lo que hace la mayoría. 







La Administración


Sobre los hilos-denuncia




Entendemos por hilo-denuncia aquel que un participante publica con el fin de evidenciar comportamientos incívicos o poco ejemplares de otros autocaravanistas. Es aplicable a comentarios con o sin fotos.

La experiencia ha demostrado que el 100% de estos hilos acaban causando conflictos y afectando negativamente a la imagen del grupo, al provocar:

  • Enfrentamientos entre participantes 
  • Faltas de respeto y alusiones personales 
  • Incumplimiento de las normas 
  • Etc… 


Nos encantaría que este tema se pudiese debatir civilizadamente para sacar conclusiones, pero nos rendimos a la evidencia de que es imposible y perjudicial para el grupo. 

Los administradores no tomamos partido sobre el fondo de este debate; no damos ni quitamos razones a nadie. Nos guardamos nuestra opinión y nos limitamos a velar por la imagen del grupo y la buena convivencia entre decenas de miles de participantes.

Es por ello que nos reservamos el derecho a eliminar o desactivar comentarios en cualquier hilo-denuncia o de contenido equiparable, y lo advertimos de antemano para evitar sorpresas. 


Los administradores

Empresas y profesionales


La filosofía de ACyV es 100% altruista. Nadie, empezando por los propios administradores, debe percibir beneficio material o económico que derive de su participación en el grupo. Ni directa ni indirectamente.


Cero ventas y Cero negocios 



Por eso no admitimos publicidad alguna de empresas ni profesionales. Esto incluye también a aquellos particulares que se dedican a camperizar y vender vehículos, aquellos que los importan por encargo o cualquier otro trato de carácter comercial. 

Vigilamos especialmente una variante que roza la picaresca: la de los ofrecimientos "casuales" en los distintos hilos, que no dejan de ser una manera de sortear las normas.

Con el fin de salvaguardar el carácter altruista de este grupo, desde enero de 2018 pusimos a disposición de los interesados un lugar donde poder anunciarse o publicar anuncios:


Dulces sueños sobre ruedas


La tarde está en el ocaso y un cielo rojo pinta el horizonte. Al acercarnos al destino nos cruzamos con un montón de coches que marchan, dejando sitio para nosotros como si nos dieran el relevo. Notamos las miradas de curiosidad que nos dedican al cruzarse, adivinando que ese parking que acaban de dejar se transformará en una tranquila explanada donde pasaremos noche. Nos encanta el entorno de los monasterios. 


Seguimos subiendo por la carretera y en seguida un viejo cartel nos da la bienvenida. En el parking solo quedan un par de coches rezagados y una perfilada con matrícula francesa. Apuesto a que se trata de unos jubilados con perrito y ropa de Quechua. Buena gente. 



Siempre me he preguntado por ese “efecto imán” que empuja a las autocaravanas a juntarse en los estacionamientos. No obstante, me alejo un poco y aparco tratando de ceñirme a las líneas del suelo. Antes de parar ya noto que estamos ligeramente inclinados de la parte trasera, y es que mi mujer tiene la teoría de que he desarrollado un sexto sentido en el culo, como una especie de nivel que me hace detectar la menor inclinación. Lo considera una manía, así que soporta con paciencia mis indicaciones de “cuidado que tiro para atrás” mientras subo a los tacos. Hace años discutíamos por estas cosas y yo siempre acababa diciendo: “mira, si pusieras aquí una canica se iría hasta aquella esquina ¿no lo notas…?”. 



Si, igual soy un maniático. 

Tras parar el motor empieza nuestra coreografía acostumbrada. Bajo a echar un vistazo al sitio, doy una vuelta al vehículo y saludo a los vecinos si los hay. En este caso, al ser franceses intuyo que estarán durmiendo desde hace tres o cuatro horas. Silvia mientras tanto cierra los remis y empieza a sacar cosas de la nevera. Cuando vuelvo, una breve conversación: 

- ¿Te gusta el sitio? 

- Si, es muy tranquilo, vamos a estar bien. 

- Mira a ver si se pilla la tele 

- Voy… 

Luego me calzo las zapatillas de felpa y a cenar. Por cierto, siempre me pregunto por qué los filetes de pollo empanados saben mejor en la autocaravana que en casa ¿lo habéis notado? 

Tras recoger y fregar, hacemos turnos para usar el baño. 

- ¿Has bajado la calefacción? 

- Si, la dejo al tres 

- ¡Ostras, qué frío está el edredón!... 

Justo antes de quedarme dormido escucho las campanas del monasterio tañendo en la noche, me parece la música más evocadora del mundo. Aún así echo de menos otro sonido que me hace abrazar el edredón y dormir como un niño: el de las gotas de lluvia cayendo sobre el techo. Pero es verano, ya tocará. 

Buenas noches amigos



Antonio